Pasta fresca con cebolla caramelizada, calabacín y queso de cabra


Os gusta la pasta fresca?? Yo desde que me compré la máquina no paro de hacerla. Me encanta que llegue el fin de semana para tener tiempo para prepararla.

En esta ocasión la hice sencillita dando protagonismo a los ingredientes que la acompañan.


FUENTE: Punto de nieve
INGREDIENTES (para 2 personas):
para la pasta:
  • 1 huevo
  • el doble del peso del huevo de harina
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • sal
para el resto:
  • 2 cebollas
  • 1 chorrito de reducción de módena
  • medio calabacín
  • una pizca de queso azúl
  • un chorrito de tomate
PREPARACIÓN:
                          Preparamos la pasta como de costumbre mezclando todos los ingredientes, amasando y cortando con el cortapastas. Los hervimos en agua hirviendo durante 2 minutos, enfriándolos inmediatamente.
                         En una sartén, pochamos la cebolla cortada en juliana y añadimos el vinagre para terminarla de pochar. La sacamos a un recipiente a parte, y en la misma sartén, pochamos el calabacín cortados en cuadraditos.
                 

       Para la presentación, ponemos la pasta, un chorrito de tomate frito, la cebolla, el calabacín y el queso.
En serio, os recomiendo que la hagáis. Se que no a todo el mundo le gusta el queso azul por lo fuerte que resulta, pero lo podéis cambiar por queso rallado o queso semicurado.


8 comentarios:

  1. El toque de queso azul me parece todo un acierto, aunque todo el plato tiene que estar de escándalo!

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Mi querida Maria, este plato es protagonista cien por cien, tanto la pasta como los ingredientes son un lujo, que maravilla poder tomarse un buen plato de ella. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
  3. Qué lujazo de plato, María. Y qué lujo también hacer la pasta casera, con lo buenísima que está la pasta fresca. Pero claro, si encima es casera... Nos encanta.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho esta pasta, sobre todo el toque de queso azul, que tiene que darle un sabor fuerte y rico a la pasta, tengo que probarla, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  5. Preciosa, qué delicia, insisto en que necesito una maquinita, pero no sé si le sacaré tan buen partido como tú, ya sabes que tus recetas me parecen geniales y ésta me parece exquisita, el toque de queso azul es todo un acierto, además de que me encanta el sabor de ése queso, vamos, es una selección de ingredientes fabulosa!
    Un beso preciosa, siempre me dejas con la boca hecha agua!!

    ResponderEliminar
  6. Al final me compre la maquinita de pasta,así que esta cae, el calabacin con el queso azul deben estar de vicio :D
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Que rica!!!! La pasta fresca es una delicia y tal como la acompañas... se me hace la boca agua!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  8. Qué buenísima pinta, María! Me alegro de que te hubiese gustado la receta!! La verdad, en casa es una de nuestra forma favorita de comerla!!! La tuya ha quedado fantástica!
    Un besote!!!

    ResponderEliminar

Gracias por entrar a verme!