Mini King Cake de chocolate


Si se que iba a quedar tan bueno lo hago mucho antes!
Menuda receta tan rica para este mes en el reto "Desafío en la cocina" en el que pinchando aquí veréis el resto de recetas




Se trata de un pastel típico de carnaval o de navidad según el país, habitualmente realizado con canela, trenzado en forma de rosco y que se carazteriza por tener esos colores de azúcar por encima. Se suele esconder dentro una muñequita de plástico


INGREDIENTES:

  • 125gr de leche
  • 40gr de mantequilla derretida
  • 65gr de azúcar
  • 12,gr de levadura fresca
  • 1 huevo
  • una pizca de sal y otra de nuez moscada
  • 500gr de harina, o la necesaria para que la masa no se pegue a las manos
  • Para el resto: azúcar glass y agua para la glasa, y azúcar blanquilla con colorantes amarillo, azúl, rojo y verde

PREPARACIÓN:
                            Yo lo realicé con la thermomix, pero si no ya sabéis, en el orden que os indico a mano. Primero calenté la leche 1 minuto a temperatura 37º. Añadí la mantequilla derretida, el azúcar y los huevos y batí hasta que estuvo homogéneo. Siguiente proceso mezclar la levadura desmenuzada junto con la sal y la nuez moscada para por último añadir el harina poco a poco en la función de amasar hasta que la masa se despega de las paredes y formamos una bola que dejamos fermentar en un bol tapado con film transparente en un lugar calentito ahora que hace frío. Dejamos hasta que doble el tamaño, en mi caso, casi 3 horas.
                             Estiramos formando, en mi caso, 3 rectángulos, sino solo sería uno con toda la masa, y poniendo chocolate derretido por encima. Cerramos formando un cilindro como si fuera un brazo gitano, y cerramos al final untando con huevo batido. Enroscamos sobre sí mismo y formamos el rosco juntando los extremos. Volvemos a tapar y volvemos a dejar levar tapados. En mi caso, toda una noche.
                            Cuando hayan levado, pintamos con huevo batido y metemos al horno, que estará precalentado, a 180º por 20 minutos a altura media.
                             Formamos una glasa mezclando el azúcar glass con agua y el azúcar de colores mezclando el azúcar con colorantes, en mi caso, en gel y vertemos encima del King cake una vez frío.


Como curiosidades os digo que para conseguir el color morado, lo hice mezclando colorante azul con rojo y me salió perfecto.


También, el king cake suele ir relleno de una mezcla de canela con frutas deshidratadas, como las pasas, pero como en casa no nos hacen mucha gracia, decidí hacerlo de chocolate porque así era éxito seguro.

15 comentarios:

  1. Que ricos debían estar, esa foto del corte lo dice todo y con el sabor a chocolate pues de 10 ;). Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Pues si María este mes la receta es super chula y encima esta muy rico..Te ha quedado unos mini king cakes muy chulos!!Besos

    ResponderEliminar
  3. Pero que pintaza¡¡¡ esto tengo que probarlo, besos

    ResponderEliminar
  4. Son unos bollos ricos y preciosos María!!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  5. que ricos en version mini!! me encanta bicos

    ResponderEliminar
  6. Veo que no soy el único que ha pensado en los bollitos xd! Me encantan tus fotos! Preciosas!

    ResponderEliminar
  7. Yo quiero uno!!!! Con la pinta tan buena que tiene, con tanto colorido!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  8. La idea de los bollitos me ha encantado. Lass fotos son preciosas.

    ResponderEliminar
  9. Ummm que pinta más buena. Me encantan en esta versión.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. como me gustan estos mini king cakes!! son tan tiernos!! Bs.

    ResponderEliminar
  11. te han quedado unis minis, chulísimos!!!, qué pena no poder darles un bocadito!!! un bikiño

    ResponderEliminar

Gracias por entrar a verme!