Solomillo al roquefort


Realmente alguien puede llegar a resistirse?? Pues presentármela porque no me lo creo :)


Esta tapa es bastante típica en multitud de sitios y siempre triunfa, y es que, la combinación me parece de lo mejor que existe.


Yo quería sumarme a tener esta maravillosa receta en mi blog para poder mostrárosla y que la tengáis en cuenta en cualquier ocasión porque es un éxito asegurado.


El solomillo debemos de cortarlo en finas lonchas y hacerlo a la plancha practicamente vuelta y vuelta. La salsa de roquefort se consigue mezclando el queso roquefort (100gr) con nata (200gr) y una pizca de nuez moscada, a fuego bajo hasta que se disuelva el queso, momento en el que removemos por completo hasta que este todo integrado, y servimos untando encima de una tosta de pan tostado. Encima colocamos nuestro solomillo, y por último unas lascas de sal maldom


3 comentarios:

  1. Una buena receta, yo le cambio el queso y arreglado. Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Dios!!! Ya se lo que hacer con la cuña de roquefort que compre el otro día...salivando estoy solo de imaginarmelo, jejeje

    ResponderEliminar

Gracias por entrar a verme!