Manitas de cerdo rellenas de paté


Hacía años que no compraba manitas de cerdo, y no sé muy bien porque razón porque de siempre me han gustado muchísimo. Esa textura gelatinosa es ideal sobro en mi gusto para combinar con legumbres como garbanzos




Las manitas de cerdo son exquisitas y la verdad que no llevan demasiado tiempo de elaboración, porque simplemente hay que hervirlas en un poco de agua con sal. Tal cual las podéis incorporar a cualquier clase de guiso y para elaborar esta receta, Solamente tendréis que hacer unos cuantos pasos extra que no son difíciles y con los cuales os vereis recompensados


Una vez cocidas las manitas, y templadas para no quemarnos, quitamos los huesos que puedan contener y trituramos toda la carne, no con exceso pero sí un poco y esta mezcla la estiramos encima de un fil transparente formando un rectángulo de como un centímetro de grosor. Encima pondremos una lata de paté por el centro y enrollar hemos con mucho cuidado. Haciendo como si fuera un caramelo y dejando unas horas en el frigorífico para que tengan consistencia.


Pasado el tiempo, quitamos este papel transparente y envolvemos estos rollitos con papel albal cortando en lonchas de un centímetro y medio aproximadamente. 
En un aceite en una sartén con una gota de aceite iremos depositando estas lonchas de las manitas sin quitar el papel albal para que mantengan la forma dándoles la vuelta con mucho cuidado y quitando este papel una vez las manitas estén templadas. No hay que hacerlo en caliente porque se nos podrían desmenuzar y no quedarían con la forma


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por entrar a verme!